loader image

Sistemas de ducha: ¡Descubre cuál te conviene!

El baño, es considerado una de las áreas más elementales al momento de plantear la reforma integral para una vivienda. Por tanto, al momento de proyectar su diseño y elegir sus componentes será muy importante contemplar las mejores opciones según los requerimientos del espacio; con la finalidad de obtener un resultado que alcance más allá del cumplimiento óptimo de sus funciones básicas y logre emplear un ambiente recuperativo especialmente para la zona de ducha.

Aunque son los tres elementos principales de esta área del baño: el plato de ducha, la mampara y el sistema de ducha; este último será nuestro enfoque principal ya que, dependiendo de su selección, influirán considerablemente en la estética general del cuarto y brindarán diversas acciones que serán los responsables de una experiencia personalizable ajustadas a nuestras necesidades a lo largo del día.

Afilo System Private Wellness – Gessi.

Elegir un buen sistema de duchas puede generar un esquema de rociado ligero que ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y a relajar los músculos después de una jornada exhaustiva o, por el contrario, conceder una ducha vigorizante por las mañanas, para hacernos sentir más enérgicos y preparados para empezar la rutina con el mejor estado de ánimo.

Por esta razón, a continuación, queremos desglosarte ciertos aspectos a considerar como su composición, su forma, sus tipologías y ventajas, que te ayudarán a escoger la opción más conveniente en la medida de tus necesidades y requerimientos espaciales.

Importancia de la elección del cabezal de ducha

Es muy común que se pase por alto este factor y es el más esencial, debido a que los cabezales son los que se encargan de distribuir uniformemente el flujo de agua y, conforme con su diseño, dependerá el buen funcionamiento de estos dentro del espacio. Los cabezales pueden variar según lo siguiente:

Mantenimiento y ahorro:

Algunos modelos disponen de sistemas antical, con boquillas de silicona que facilitan la eliminación de estos posibles restos e incluso pueden ser desmontables para una cómoda limpieza. Por otro lado, también existen en el mercado muchos tipos de cabezales que incluyen un limitador de caudal, para evitar derroches y reducir gastos en el consumo de agua.

Cabezal de ducha a techo Rettangolo 15186 – Gessi.

El caudal:

El rociador de la ducha tiene la función principal de repartir abundantemente y de forma uniforme la caída del agua sobre el cuerpo del usuario. Dada su función, se disponen con diversas variaciones de abertura para ofrecer cada una experiencia distinguida o proporcionar posibilidades combinables.

Sistema Afilo – Gessi

Por ejemplo, para un flujo delicado y disperso existen cabezales con salida tipo lluvia, cuya corriente de agua es intervenida por partículas de aire para conseguir un chorro nebulizado. Otro estilo son los de canal tipo cascada, que obtiene una caída enérgica y puntual. Sin embargo, existen modelos mixtos que permiten alternar diferentes caudales para generar una experiencia multisensorial y personalizable.

Forma:

Su forma y tamaño debe ser cualificada según la estética y las dimensiones de la ducha optando entre diseños de rociadores redondos, rectangulares o cuadrados.

Materialidad:

Entre los más comunes está el acero inoxidable, de preferencia por su inalterabilidad al contacto con el agua; pero también el PVC, debido a su resistencia a los cambios de temperatura y a la humedad. Asimismo, destacan los modelos de alta gama en latón o aluminio con un sinfín de acabados en efectos brillantes, satinados o mate; que se aúnan a otras terminaciones de lujo, como los elegantes y refinados modelos de cristal, empleadas generalmente con iluminación LED RGB integrada para brindar técnicas de cromoterapia; dado que la variación de colores se difunde ampliamente gracias a la transparencia del vidrio.

¿Qué tipo de grifería escoger?

Otro aspecto a deliberar son los componentes alternos que permiten controlar el flujo de agua, te presentamos los diferentes tipos de sistemas de grifería de ducha disponibles en la actualidad:

Sistema Monomando:

Su manejo es el más sencillo, solo implica una palanca y esta regula tanto el caudal de agua como su temperatura. Generalmente se maniobra de arriba abajo para controlar el flujo de agua, rotándose hacia los lados para alternar entre el agua fría o caliente.

Monomando King 9220 – Oioli

Sistema Termostático:

Está conformado por un cilindro con dos mandos; donde uno de los extremos regula el caudal de agua y el otro ajusta la temperatura deseada, esta última función es muy útil ya que evita tener que adecuarla cada vez que decidamos ducharnos. No obstante, debido a que este tipo de grifería requiere de un sistema más complejo, se acrecienta la susceptibilidad a altas concentraciones de cal; para estos casos es preferible los de tipo monomando.

Monomando termostático Life 26920-TERM – Oioli

Grifería electrónica de ducha:

Se basa en una placa con botones, mezcladores, indicadores LED o con pantalla táctil, dispuestos para controlar diferentes tipos de caudales, la temperatura del agua, ajustar la iluminación e incluso activar bocinas para ambientar la ducha.

Una vez planteado el tipo de grifería ideal, el siguiente paso será la elección del sistema de ducha de preferencia para el baño; para ello, puedes decantar entre los siguientes:

Sistema de ducha: Tipo Teléfono

Su tipología ha sido muy popularizada debido a su carácter simple y flexible. Consiste en un sistema con grifería independiente tipo monomando o termostático, que se integra a una manguera flexible con rociador y un soporte de apoyo fijo en la pared, ubicado a la altura deseada.

Ducha teléfono con monomando, modelo Micro 20520-DLX – Oioli

En algunos modelos los rociadores permiten alternar entre diversos tipos de salida de agua e incluso adicionar una barra auxiliar en la que se puede apoyar el rociador y fijar la altura en función a los requerimientos del usuario. Entre sus beneficios esta la versatilidad y la movilidad, que permiten dirigir el chorro de la ducha a una parte del cuerpo determinada o ir aclarando la zona ducha con facilidad para su limpieza; sin mencionar, su cualidad “todo en uno” lo cual hace este sistema una gran opción que reduce presupuestos.

Sistema de ducha: Fija

Las duchas fijas son unos de los sistemas preferidos debido a que, aunque estén fijos en pared o en techo, ambos simulan la sensación de estar duchándose bajo la lluvia.

En pared:

Estos pueden estar a la vista, como los modelos tipo columna de ducha o tipo cabezal con brazo; y también pueden estar disimuladas al optar por un diseño empotrado. Sin embargo, dependiendo del diseño su movilidad puede ser restringida, por lo que se recomienda especialmente en duchas con espacio reducido; además, para la instalación del rociador es fundamental colocarlo a una altura de veinte centímetros o más sobre la cabeza de la persona más alta del hogar.

Rociador King 9220-DLX – Oioli

Columna con cabezal y ducha teléfono y monomando Stilo 628

En techo:

Estos son los favoritos de aquellos que desean conseguir un rango de flujo amplio, porque por gravedad el caudal cae con más fuerza. No obstante, este modelo es un poco más flexible que los de pared, debido a que, en la actualidad existen sistemas alongados con rociadores multisensoriales que generan una envolvente de agua reconfortante.

Cabezal de ducha a techo modelo miami 80233-100 – Oioli

Cabezal de ducha rectangular a techo, rettangolo 20151 – Gessi

Del mismo modo, estos pueden estar a la vista en modelos tipo cabezal con brazo y también pueden estar disimuladas al optar por un diseño empotrado; igualmente, se debe considerar la altura al momento de su instalación tomando los 20 centímetros sobre la cabeza del usuario más alto como referencia.

Sistemas de ducha: Laterales y Columnas de Hidromasaje

Estos sistemas consisten en un conjunto de rociadores laterales que se empotran en la pared. Son empleados de forma auxiliar especialmente para casos donde se desee obtener una vivencia más intensa y confortable, implementándose la altura de las cervicales, dorsales y lumbares. Su composición puede estar formada por la instalación de elementos individuales o a través de una columna de hidromasaje, la cual incluye en su diseño este tipo de rociadores.

Columna de ducha Private Wellness – Gessi

Rociador embutido en pared King 1538 – Oioli

Esta opción nos permite conseguir una experiencia similar a las cabinas de hidromasaje, con la libertad de configurar el espacio sin la necesidad de estar sujetos a un tamaño de ducha en particular. Incluso, existen modelos disponibles que incluyen iluminación para emplear técnicas de cromoterapia y bocinas para reproducir música.

Sistema de ducha: Cabina de Hidromasaje

Estos sistemas son muy completos, desarrollan un componente integral automatizado y personalizable, cuyo diseño comprende todos los elementos necesarios para ducharse de forma satisfactoria en un espacio reparador, emulando la experiencia que ofrece un Spa. Su instalación requiere de un emplazamiento designado conforme a sus dimensiones, considerando los puntos de suministro de agua para dotar las griferías. Por otro lado, su composición puede incorporar uno o dos asientos, para disfrutar de las modalidades de la ducha cómodamente y en algunos casos pueden incluir espacio de sauna, tanto con la funcionalidad de sauna de vapor como sauna finlandesa.

Cabina de sauna versión delante de pared, modelo Inipi B Super Compact – Duravit

¿Cuál es el más recomendable para mi espacio?

Es común que surjan dudas al momento de implementar un sistema de ducha, ya que, aunque parezcan iguales, cada tipología es designada para satisfacer unas características específicas que pueden beneficiar las funciones dentro del espacio o por el contrario limitarlas.

Por tanto, es imperativo que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones para cada caso en función a su configuración espacial:

Duchas reducidas:

Son ideales los cabezales de ducha empotrados o con brazos para pared o techo, ya que su radio de rociado es limitado y no requiere de mucho espacio.

Columna con cabezal y ducha teléfono con mezclador termostático Micro 1907 – Oioli

Monomando con desviador Micro 20522 – Oioli

Duchas rectangulares:

Pueden ser tipo empotradas en el techo centrándolas en el sitio, con brazo para pared; considerando importante que el cabezal de ducha cuente con un rociador de inclinación regulable, o accesorios como duchas tipo teléfono.

Rociador King 9220-DLX – Oioli

Monomando King 9220 – Oioli

Riel con Ducha teléfono Stilo 10622- Oioli

Duchas tipo Spa:

Se recomiendan colocar duchas empotradas en el techo para generar un efecto tipo lluvia y, al agregar rociadores, estos actúan como masajeadores, logrando una experiencia reparadora.

Rociador embutido en pared King 1538 – Oioli

Cabezal Miami 1913 – Oioli

Monomando con desviador Miami 80222 – Oioli

Duchas dobles:

Como estas duchas requieren mucho espacio será muy útil implementar columnas con cabezal y ducha teléfono que logran una flexibilidad y una estética inigualable

Columna con cabezal y ducha teléfono y monomando Stilo 628

Duchas con bañera:

Su tipología permite múltiples aplicaciones, pero para una experiencia relajante y diferente, se recomienda aplicar cabezales de techo que sugieran una caída tipo cascada, para disfrutar de una piscina personal.

Monomando con desviador Miami 80222 3V – Oioli

Cabezal de ducha a techo modelo miami 80233-100 – Oioli

Grifería a piso con ducha teléfono para bañera, Miami 80208 – Oioli

Duchas con techos bajos:

La solución estéticamente más agradable es el rociador de ducha de techo empotrado, depurado y minimalista; que, además de incorporar una estética contemporánea, es preferible desde un punto de vista funcional, puesto que garantiza mayor libertad de movimiento.

Sistema Afilo – Gessi

En conclusión, uno de los factores más importantes a considerar al momento de escoger la grifería y nuestro sistema de ducha, es reconocer el nivel de cal que posee el agua del hogar. Si el nivel cal del suministro de agua de nuestra vivienda es elevado y no contamos con un descalcificador, es preferible optar por grifos monomando y rociadores con protección antical. Si no es el caso, lo más recomendable es optar por grifos termostáticos. Sin embargo, lo que asegurará un funcionamiento óptimo y longevo, será optar por artículos que nos garanticen calidad, prestaciones y durabilidad; por ello, siempre será una gran inversión elegir fabricas de gran trayectoria, cuya filosofía también comprenda la sustentabilidad y la ecosostenibilidad para certificar su productividad incluso momento de finalizar su tiempo de vida.

Productos Relacionados

Columna con cabezal y ducha teléfono

$832.50–$1,332.00

Monomando externo con ducha teléfono

$222.00–$432.90

Cabezal de ducha rectangular

$723.70–$768.10

Ducha de mano con riel dezlizante

$704.46–$1,112.74

Suscríbete a nuestro boletín y obtenga un 10% de descuento en su primera compra

Suscríbete a nuestro boletín y obtenga un 10% de descuento en su primera compra