loader image

Inodoros: conoce el modelo ideal para tu baño según su funcionalidad.

Evidentemente, si algún elemento resulta indispensable en el baño, es el inodoro. Sin embargo, todos alguna vez hemos visitado la casa de algún pariente o amigo cercano, e inconscientemente hemos notado que sus artefactos sanitarios son ligera o radicalmente distintos a los que tenemos en casa; lo que genera un cuestionamiento muy acertado: ¿existe una razón particular para elegirlos o son simples elementos seleccionados al azar?

Para cualquier espacio del hogar, meditar sobre que piezas mobiliarias incorporar puede resultar una tarea desgastante; que, además, no debe regirse únicamente por el valor estético del producto, sino por su significativa trascendencia en el tiempo, el contexto y su funcionalidad. Lo mismo ocurre en el baño; ya que, tendemos a elegir elementos a juego, olvidando que cada uno está diseñada para cumplir una función especifica.

En este caso, nuestra atención fue dirigida a los inodoros: una pieza que poco a poco ha tomado relevancia debido al impresionante número de modelos existentes. Es por lo que te contamos las ventajas y desventajas de cada uno para que puedas tomar una decisión informada al momento de diseñar tu baño.

Proyecto residencial Design Group Latinamerica Apto S3, Maracaibo, Venezuela.

Inodoro de tanque bajo.

Un estudio de mercado ha arrojado que este modelo es una de las opciones más comúnmente encontradas en casas antiguas y sigue siendo una de las más implementadas hoy en día. Este formato en particular, se caracteriza por contar con el tanque de acumulación de agua justo encima de la taza o base; generando un respaldo para el usuario.

Los también conocidos como inodoros de cisterna baja, se diferencian grandemente de la gama de tanques altos debido a su libertad de diseño y la omisión de tuberías externas que permitan el paso del agua; agregando que son sencillos de instalar.

Respecto a su mantenimiento, el formato de tanque bajo no admite juntas en su estructura; por lo que, no solo optimiza en un 50% el uso del agua, sino que, de la misma manera, facilita las tareas de limpieza al tratarse de una única pieza estructuralmente continua.

Inodoro Erika Pro Q – Hatria

Asimismo, existe una versión mono-bloque o de cuerpo integral reconocido mundialmente por no admitir curvaturas en la parte posterior. Éste se asemeja mucho al anterior, con la única diferencia de que su reverso se encuentra totalmente adherido a la pared, evitando la acumulación de residuos y proyectando una visual mucho más delimitada.

Inodoro Erika Pro Q – Hatria

Inodoro Daytime Evo – Hatria

Inodoro suspendido.

Con el auge del minimalismo como estilo de vida en la ultima década, no era de sorprendernos que este lenguaje se trasladara a las piezas más peculiares y menos meditadas del hogar: los inodoros. No obstante, las variantes suspendidas son la opción más ligera estéticamente y pragmática cuando de complementos de baño se trata.

Este sanitario se destaca por su independencia del suelo; es decir, no cuenta con una base central que lo soporte o conecte directamente con el piso. Por el contrario, el elemento se contrapone a la gravedad a través de un esquema de auto-porte de tubería y adhesión por parte de compuestos solidificados.

Proyecto residencial Design Group Latinamerica Torre S, Buenos aires, Argentina.

En efecto, la mayoría de los inodoros suspendidos poseen incorporada la cisterna en el mismo cubo sanitario; pero, existe la posibilidad de encontrarnos con modelos que expongan visualmente su fuente de recargas.

Si eres un usuario primerizo en las reformas de tu hogar, debes tener ciertas consideraciones para este esquema. Por ejemplo, requerirás de un espacio específico donde instalarlos, que conecte directamente las tuberías y el almacenamiento.

Entre sus principales ventajas, podemos inferir que su limpieza será mucho más rápida y eficaz al tratarse de un mismo elemento; además de la presencia sofisticada que éste aportará a tu estancia de baño.

Inodoro Fusion Q – Hatria

Inodoro de tanque alto.

Al inicio de nuestro articulo, realizamos una pequeña comparación que destacaba el potencial de los modelos monolíticos en comparación de los de tanque alto. Pero, en realidad, deseamos exponer detalladamente la funcionalidad de cada uno de ellos.

En síntesis, este modelo se ha considerado obsoleto entre las tendencias actuales debido a su desprolija apariencia y la interposición de tuberías en el baño. Los inodoros de tanque alto son aquellos donde la cajonera se encuentra adherida al suelo, mientras que su emisor de agua se ubica al tope de la pared; conectándose a través ductos de agua prolongados y muchas veces antiestéticos.

Básicamente, estos fueron sumamente comercializados en la década de los ochenta, sin embargo, hoy en día han sido completamente descartados entre las opciones habituales.

Hudson Reed Richmond

Por otra parte, los expertos han intentado innovar un poco más este contexto desfavorecido; proponiendo un sistema que esconda el tanque entre muros. Para ellos, la abertura entre la pared debe comprenderse de 8 a 12 cm; permitiendo la instalación idónea de las tuberías.

Por su parte, este tipo de instalaciones también conllevan grandes gastos de implementación. Aunque, para baños pequeños, el esfuerzo económico y estructural puede servir para recalcar esa presencia sobria y delicada que deseamos en el baño.

Inodoros Roca – Arcor

Inodoro con tanque integrado.

Recientemente, la búsqueda constante por suprimir componentes en nuestros equipamientos para baños y aumentar al triple su productividad en las funciones cotidianas; han surgido numerosas propuestas de inodoros que encierran en su diseño interno el almacenamiento de agua y los cambios de la misma.

Esto, nos permite prescindir de contenedores exteriores y, a la vez, facilitan hasta un 60% el mantenimiento regular del artefacto.

Si eres de esos usuarios que desean impulsar sus actividades diarias hacia el mundo tecnológico, indudablemente esta opción destacará entre tu buscador de productos.

Inodoro In tank – Roco

Inodoro japonés con bidet incorporado.

Continuando con las adiciones tecnologías y la simplificación de la vida, llegamos al modelo más controversial de la lista: la gama japonesa con limpiadores inteligentes. Se trata de uno de los productos más recientes en el mercado y van dirigidos a la comprensión de un nicho que desea optimizar el tiempo dentro del baño.

Estos componentes sobresalen gracias a sus procesos automatizados impartidos por un control externo únicamente para el usuario. En su interior, no solo cuentan con un tanque de almacenamiento de agua; sino que, además, los mismos están pensados para ofrecer opciones de lavado y secado a través de un pequeño sistema de ventilación y climatización de la tasa a gusto de su invitado.

Inodoro inteligente de la fábrica Aqualia.

Inodoro Senso-Wash, Duravit.

Recuerda elegirlos: según el tipo de descarga.

Como acotación general, al momento de elegir inodoros es muy importante conocer hasta el más mínimo detalle; ya que será un elemento que probablemente nos acompañe durante décadas. Entre esos factores, podríamos indicar su tipo de descarga/evacuación:

En vertical: en este planteamiento, el sifón interno va dirigido únicamente en función del suelo; provocando una descarga de agua don destino a la pared inferior del modelo y promoviendo una limpieza general en él.

En horizontal: se presenta cuando el sifón va orientado en sentido de directo con la pared, donde yace el tubo del desagüe.

Forma dual: como su nombre lo indica, esta opción permitirá un flujo de agua más uniforme y abrupto en la limpieza interna; garantizado una presencia más higiénica en la pieza.

Recuerda elegirlos: según el consumo.

De la misma manera, debemos ver todo el panorama que el mercado ofrece e inclinarnos por los que contribuyan con el despertar ambiental actual. Para ello, los modelos de bajo rendimiento en el uso de agua deberán ser tu motor principal.

Sanitario de una descarga: se considera la versión más estándar, donde la utilización del agua se remite a 6 litros por descarga. Además, existen algunos inodoros bajo esta modalidad que pueden reducir hasta un 4.8 litros de agua; garantizando un mayor aprovechamiento del recurso.

Sanitario de doble descarga: en este caso, el inodoro te brindará la oportunidad de descargar líquidos y sólidos por separado; con la ventaja de distribuir a gusto las cantidades requeridas, es decir, de 4 a 6 litros de agua por visita al baño.

Proyecto residencial Design Group Latinamerica Apto S4, Maracaibo, Venezuela.

Proyecto residencial Design Group Latinamerica Apto S3, Maracaibo, Venezuela.

Productos Relacionados

Bidé suspendido con descarga universal modelo fusion

$576.10–$742.60

Plato de ducha cuadrado modelo stonetto

$1,610.00–$2,030.00

Mueble de baño con lavamanos sobre tope, modelo sky

$2,240.00

Urinario tradicional con tapa, modelo fusion

$577.20

Suscríbete a nuestro boletín y obtenga un 10% de descuento en su primera compra

Suscríbete a nuestro boletín y obtenga un 10% de descuento en su primera compra