loader image

El elogio de la sombra: La arquitectura japonesa y el diseño interior

La cualidad que llamamos belleza ha de crecer a partir de las realidades de la vida; por lo que, nuestros antepasados al ser obligados a vivir en habitaciones oscuras llegaron a descubrir la belleza en las sombras, en última instancia, para guiar las sombras hacia los fines de la belleza.

La cultura japonesa siempre ha sido una fuente de asombro e inspiración para el público occidental, no solo por la alteridad innata exhibida por una cultura inherentemente insular, sino también por el fuerte sentido de comunidad y solemnidad que impregna su identidad cultural. En ningún factor es más claro que en su filosofía arquitectónica, que parece oponerse completamente a la visión tradicional del diseño occidental; creando una sensación de intriga y singularidad en los admiradores occidentales. La simplicidad rústica de las casas minka, la grandeza y la simetría de la pagoda y la suave iluminación difusa generada por el papel shoji, son elementos básicos de la arquitectura tradicional japonesa que logran reflejar perfectamente los valores y la ideología arraigada en su cultura. Es aquí donde se puede observar asertivamente la relación simbiótica ente la cultura de un pueblo y su reflejo en su diseño interior y arquitectónico, dando a lugar a una maravillosa heterogeneidad en la arquitectura global.

Jun’ichiro Tanizaki, reconocido poeta y crítico cultural, analizó las diferencias en la mentalidad oriental y occidental y cómo se manifestaron dentro de sus diversas formas de expresión artística y científica. En su obra fundamental, In Praise of Shadows o El Elogio de la Sombra, Tanizaki explora las propiedades más meditativas y solemnes de las construcciones japonesas, en marcado contraste con la arquitectura más bulliciosa e inventiva de los occidentales. En particular, presenta el concepto de sombras y cómo el papel de la iluminación en el diseño interior japonés no solo ha modelado una mentalidad cultural inicial, sino que ha incidido fuertemente en todas las facetas de la vida japonesa: desde sus vajillas de barro hasta sus rituales en el baño.

Tanizaki plantea la diferencia esencial entre las vistas del mundo occidental y oriental, explicando cómo las personas de Oriente son más adaptables a sus entornos y buscan vivir en armonía con él; mientras que, por el contrario, los occidentales buscan construir una casa con la intención de proteger completamente las pertenencias y crear un ambiente estéril. Los japoneses están más inclinados a permitir una sensación de continuidad entre el interior y el exterior: los baños se encuentran en el jardín, la carencia de la calefacción e iluminación, así como la inclusión de tabiques finos y translúcidos en todo, son características que ejemplifican acertadamente la integración de la casa japonesa con la naturaleza.

Casa en Kyoto, diseñada por el estudio arquitectónico 07BEACH.

El papel shoji posee un rol particularmente importante dentro de la arquitectura, ya que, al permitir la entrada de luz difusa, se optimiza la interacción entre las sombras. Tanikazi disiente de nuevo la diferencia entre ambas filosofías, donde los occidentales buscan enmarcar una habitación contrastando la luz y la oscuridad, mientras que los japoneses prefieren contrastar las sombras claras y oscuras; generando un gradiente de tonos sumamente estético. Al seguir esta filosofía, se construye el ambiente minimalista y pensativo por el que los japoneses son reconocidos:

“Un espacio vacío está marcado con madera y paredes lisas, de modo que la luz dibujada en él forma sombras tenues dentro del vacío. No hay nada más. Y, sin embargo, cuando miramos a la oscuridad que se reúne detrás del travesaño, alrededor del jarrón de flores, debajo de los estantes, aunque sabemos perfectamente que es mera sombra, nos vence la sensación de que en este pequeño rincón de la atmósfera reina el silencio completo y absoluto; que aquí en la oscuridad, la tranquilidad inmutable tiene influencia”

El uso de la interacción de las sombras como una manera de enmarcar el diseño de una habitación resulta en una desviación completa de las tradiciones de diseño a las que estamos acostumbrados. Debido a la luz difusa resultante del uso del papel shoji, cualquier decoración al que estamos acostumbrados a incluir en nuestro hogar se tornan irrelevantes, ya que no son adecuados para un entorno que se basa en el protagonismo de las sombras. En cambio, las casas tradicionales japonesas se basaban en una decoración minimalista, incluyendo sólo pinturas encaladas o adornos familiares como decoraciones; además de poseer utensilios que son notables debido a su desgaste y apariencia, en contraste con el brillo de los occidentales.

Hotel Maana Homes, diseñado por el arquitecto Uoya Shigenori

Todos estos elementos de diseño parecen estar en feroz contraste con las corrientes de diseño que observamos en el mundo moderno. El diseño interior arquitectónico tradicional japonés, aunque atractivo en su rusticidad, parece ser impracticable e incómodo en nuestro mundo moderno que se caracteriza por fusionar la funcionabilidad y la belleza estética. Tanizaki, critica lo que considera la venenosa influencia occidental en el diseño japonés, mencionando cómo una modernidad inherentemente occidental es incompatible con el diseño tradicional japonés. Se lamenta particularmente de cómo una modernidad alienígena ha dictado la evolución de la sociedad japonesa en su conjunto, creando una incompatibilidad inherente y una erosión de los valores tradicionales y el estilo de vida que una vez convirtieron a Japón en un lugar único; reflexionando sobre la modernidad si hubiera sido moldeada por los valores japoneses. Tal vez sea uno en el que abrazamos las sombras y las tornamos parte integral del diseño interior.

“La luz del papel blanco pálido, impotente para disipar la pesada oscuridad de la alcoba, es en cambio repelido por la oscuridad; creando un mundo de confusión donde la oscuridad y la luz son indistinguibles. ¿No han sentido una diferencia en la luz que sofoca una habitación así, una rara tranquilidad que no se encuentra en la luz ordinaria?”

Productos Relacionados

GRES PORCELÁNICO EFECTO MADERA, MODELO TREVERKEVER

$20.72

LUMINARIA DECORATIVA DE MESA MODELO BOCCI 28, COMPUESTA POR UNA ESFERA DE VIDRIO

$475.00

MACETA MODELO POT AU MUR

$391.61–$431.24

MESA DE AGLOMERADO EN MADERA REVESTIDA O LACADA, MODELO UP

$731.00

Suscríbete a nuestro boletín y obtenga un 10% de descuento en su primera compra

Suscríbete a nuestro boletín y obtenga un 10% de descuento en su primera compra