loader image

5 consejos para decorar un dormitorio pequeño

Decorar nuestro dormitorio siempre es un reto personal, bien sea porque nos mudamos a una nueva residencia o, simplemente, porque queremos proveerle un aire distinto a la habitación.
 
Sin embargo, muchas veces, a la hora de diseñar los espacios interiores, el tamaño limita la creatividad; y, al enfrentarnos a un dormitorio pequeño, surgen numerosas dudas sobre qué estrategias implementar para garantizar la funcionalidad sin comprometer la estética. Aunque la habitación no tenga un tamaño de ensueño, eso no nos debe dificultar ni complicar la tarea de su decoración; por el contrario, un dormitorio pequeño puede convertirse en un espacio espectacular.

En consecuencia, queremos presentarte estos 5 consejos para decorar un dormitorio pequeño que te permitirán no solo generar una sensación de amplitud, sino también hacer de tu habitación un espacio más práctico y funcional, sin perder el estilo, belleza y comodidad.

COLORES.

El blanco es el color de la luz: si en el espacio hay buena luz natural, la refleja; pero sí esta no es demasiada, la multiplica. Por lo tanto, aseveramos que el blanco es un factor importante del interiorismo en espacios reducidos; porque tiende a compensar la ausencia de metros cuadrados en los dormitorios pequeños.

Al pintar la habitación, no tiene por qué ser obligatorio exclusivamente el uso del color blanco; también podemos emplear tonalidades claras como el gris, beige, entre otros.

Si quieres darle profundidad al dormitorio, pero con un toque de personalidad, puedes utilizar un color de acento, pegar papel tapiz o un gres porcelánico en una sola pared; preferiblemente en la que desees que se convierta en el punto focal. Recuerda que ésta debe contrastar con la tonalidad del resto de las paredes y del techo.

 

Igualmente, hay quienes prefieren pintar el techo de blanco para dar más amplitud y luminosidad; pero, otros optan por utilizar el mismo color claro de las paredes para obtener continuidad visual en la habitación.

MUEBLES.

La cama es la pieza central de todo dormitorio; pero, no por eso, alrededor de ella debe estar la composición clásica de las dos mesitas de noche. Puedes maximizar el espacio colocando la cama en una esquina del dormitorio, con dos de sus extremos pegados a las paredes; ganando así un poco más de centímetros en una habitación de reducido tamaño.

Quizás para muchos parezca lógico que, en un dormitorio pequeño deba ir una cama pequeña; pero si se trata de una habitación matrimonial, debe ser una cama grande. En este tipo de caso, es importante que optes entonces por una cama y un colchón de baja altura y, si deseas más organización, no dudes en escoger una cama con gavetas o cajones; ya que será la mejor forma de ahorrar espacio sin sacrificar la estética de nuestro dormitorio.

En el caso de las mesitas de noche, mesas, chifonier y sillas, es preferible que sean pequeñas y de diseño minimalista; pensando siempre que el tamaño sea proporcional al de la habitación para mantener el equilibrio.

PUNTO FOCAL.

La elección de un punto focal es la otra pieza fundamental de la decoración, porque hará que se fije la vista de todos quienes visiten la habitación.

Dale mayor amplitud al dormitorio con una obra de arte, un póster o una fotografía que tenga profundidad de campo. Otra gran idea es decorar una de las paredes con varios espejos o con un solo de gran formato; ya que su reflejo también aporta sensación de más espacio visual.

Según tus requerimientos, también puedes utilizar en una pared estantes aéreos o un mueble multiuso para los libros, portarretratos o equipos de trabajo. No generará amplitud, pero sí te ahorrará espacio y le dará funcionalidad a tu dormitorio pequeño.

TEXTURA.

La clave para decorar un dormitorio pequeño es la combinación de texturas, pues así conseguiremos que este espacio no se sienta frío ni carente de personalidad. Si sigues la regla de los colores claros o neutros en la habitación, entonces podrás crear contraste utilizando inteligentemente colores más fuertes y arriesgados.

En la combinación de texturas en la lencería de cama; pero también en una pequeña alfombra, en uno o dos cojines, persianas o cortinas y muebles, entre otros detalles.

Evita igualmente el exceso; ya que es preferible que uses siempre tejidos suaves y ligeros. Obvia la lana, telas gruesas ni edredones muy recargados, tampoco muchos cojines o almohadones sobre la cama.

 

Decorar una habitación pequeña no tiene nada de complicado; pero si requiere de mucha atención para que funcione, sobre todo en los pequeños detalles.

 

Te invitamos a seguir dos reglas fundamentales para quienes quieren iniciarse en el mundo del diseño:

 

  1. “Menos, siempre es más”. En este caso en específico, entre menos abarrotemos de objetos un espacio, más amplitud vamos a ganar. Es preferible tener dos o tres piezas grandes que muchas pequeñas.

 

  1. Mantén un ambiente despejado, organizado y pulcro. Procura vivir en un espacio ordenado, puesto que eso, en sí, ya implica un mejor aprovechamiento de los espacios.

 

Con estos consejos para decorar un dormitorio pequeño, puedes tener un espacio increíble.

 

Si quieres darle diseño a tu vida, definir tu estilo, darle a tu dormitorio un aire exclusivo y crear un espacio memorable, en Design It Store tenemos todo para una habitación de ensueño.

Productos Relacionados

Luminaria decorativa de techo Modelo Rail Quadra – Egoluce.

$809.86

Marco de goma, modelo Ireland – Danese Milano.

$277.50

Cama tapizada con patas de metal, modelo Margot – Novamobili.

$2,106.80

Papel tapiz La Isla Bonita – Wall&Deco.

A cotizar

Suscríbete a nuestro boletín y obtenga un 10% de descuento en su primera compra

Suscríbete a nuestro boletín y obtenga un 10% de descuento en su primera compra